Saltar al contenido

Numismática

Podemos recorrer la historia de la moneda desde sus orígenes (primeras acuñaciones en electrón, del S. VII a.C.), pasando por las series griega y romana, que exhiben importantes ejemplares como las monedas acuñadas en Siracusa, Atenas, Egina, etc... y llegar hasta las primeras emisiones de la república romana. Es destacable la colección de moneda hispánica, con ejemplares procedentes en su mayoría de la antigua colección Gómez Moreno. En cuanto al período medieval, el Museo ofrece una significativa muestra de las acuñaciones de oro de los reyes suevos y visigodos y una amplia representación de las emisiones islámicas en la Península, así como de los reyes cristianos durante la Reconquista. Las series de moneda moderna y contemporánea abarcan desde los Reyes Católicos hasta las actuales emisiones del euro. Por su belleza y significación histórica, destacan los excelentes y ducados de los Reyes Católicos. Asimismo los reales de a ocho, moneda universalmente aceptada hasta el siglo XIX, y las onzas de oro. Pueden contemplarse también las emisiones del Gobierno Provisional, que estableció la peseta como unidad del sistema monetario español.

La serie de Medallas se inicia cronológicamente a partir de unos magníficos ejemplares del renacimiento italiano de excelentes artistas, como Pisanello, Mateo de Pasti, Sperandio, Iacopo da Trezzo, Leone o Pompeo Leoni. En el siglo XVIII florece la producción de medallas gracias a la vinculación entre la Casa de la Moneda y la Escuela de Grabado de Tomás Francisco Prieto. Esta etapa, magníficamente representada, exhibe medallas del propio Prieto y de sus discípulos Gerónimo Antonio Gil, Pedro González de Sepúlveda y otros grandes grabadores del siglo XVIII de las Casas de la Moneda de España e Indias. La serie se completa con numerosos ejemplares que muestran un singular abanico de temas, iconografía y metales empleados en medallas durante el siglo XIX. Destaca la serie de plaquetas de estilo Art Nouveau, muestra singular de la gran difusión de estas manifestaciones artísticas a finales de siglo XIX. La aportación de los escultores contemporáneos y de los movimientos de vanguardia, está representada con las obras de Chillida, Barceló o Miró, ensamblando toda la imaginación, lucidez y frescura de su excepcional obra.

Junto con monedas y medallas, se exponen en las salas del Museo modelos, troqueles y punzones que sirvieron en su momento para el grabado de las mismas. Se pueden contemplar retratos y escudos que los grabadores de la Casa de la Moneda modelaban en cera, lacre y plastilina. Se consideran obras de gran perfección y extraordinario valor realizadas por reconocidos artistas como Tomás Francisco Prieto, Gerónimo Antonio Gil, Pedro González de Sepúlveda, Felix Sagau, Luis Marchionni o Bartolomé Maura.