Exposición Acorde de Duende

Del 10 de abril al 9 de junio

La colección hace un recorrido por todas las épocas artísticas y vitales del autor, que incluye una numerosa colección de sus obras más recientes y su selección se debe a un criterio puramente personal cuya mayoría ha sido tomada de la colección propia del autor.

Acrílico sobre papel, “collages”, los dibujos forman parte de su última producción y se mezclan con retratos más antiguos como el de García Lorca o “Erica. 1980”. También hay representantes de su periodo en Brasil de los años cincuenta como “Rio de Janeiro”, en un estilo que contrasta con el onirismo de buena parte de su obra. La exposición incluye, además, dos vitrinas con sus publicaciones literarias. La muestra cuenta también con un audiovisual documental del realizador Jaime Elechiguerra, gran amigo del artista.

Ginés Liébana ha realizado numerosas exposiciones individuales de su obra, tanto nacionales como internacionales. En 2005 fue galardonado con la Medalla de Oro de Bellas Artes por su trayectoria artística. Ha publicado libros de poemas, obras dramáticas, libretos de óperas contemporáneas y un sinfín de originales escritos que cabalgan entre varios géneros. Ginés ilustra su obra literaria con dibujos de una belleza plástica fascinante; recrea un mundo imaginario extraído del ámbito del disparate, del absurdo o de los delirios del subconsciente.

Considerar la obra creativa de Ginés Liébana requiere de la habilidad de trascender un lenguaje ecléctico y disperso en el que, como en una coctelera, tiene cabida lo insólito, lo irracional, lo absurdo, lo mágico, lo misterioso, la ambigüedad y la ficción. No tiene límite un hilo conductor sin trama cuyo claro fundamento es hedonista.

La pintura de Ginés es objetivamente figurativa con una intensa carga narrativa. Sus inspirados paisajes rara vez están vacíos. Paisajista de los sueños y del subconsciente, su intención es desplegar ante nuestros ojos su inquietante iconografía inagotable de seres alados y otras quimeras.

 

 

Biografía del autor

Nacido en 1921 en Torredonjimeno, Jaén, es el último miembro vivo del Grupo poético “Cántico”. Medalla de oro al mérito de las Bellas Artes 2005. Pintor, poeta y dramaturgo su obra está al margen de las modas estéticas del momento. Sus retratos de mujer, figurativos, se enlazan con el paisaje por medio del cabello, que se enraíza con formas vegetales en el fondo del cuadro donde, entre ángeles y bestias, forman parte de una narración fantástica de connotaciones surrealistas.

Hijo adoptivo de Córdoba, residió en esta ciudad desde su niñez donde inició su formación plástica en la Escuela de Artes y Oficios. En su adolescencia inicia una profunda amistad con el poeta Juan Bernier que acabará dando como fruto la creación de la revista Cántico, junto a Ricardo Molina, Pablo García Baena, Julio Aumente y Mario López. Ginés Liébana participa al principio como ilustrador, convirtiéndose en el intérprete visual de la misma, sin embargo acabará desplegando igualmente una importante labor como autor dramático y como poeta de sorpresiva y singular originalidad.

Trabaja en el “Diario de Córdoba” y en 1941 parte para Madrid donde trabajará en “El Español” con las grandes firmas de la época. Tras un periplo internacional de aprendizaje que le lleva a las grandes ciudades del arte: Venecia, Roma, París; y también Rio de Janeiro, donde reside varios años, regresa a Madrid en 1961 y su casa se convierte en el lugar de reunión de personajes como Francisco Umbral, Paco Nieva, Gloria Fuertes, Luis Antonio de Villena o Antonio López, en cuyas tertulias se mezclan los nombres de la sociedad con los del arte. Esta ciudad sigue siendo aún su residencia en la actualidad.

Su quehacer artístico ha sido ampliamente glosado por críticos y grandes plumas del periodismo español a todo lo largo de la segunda mitad del siglo veinte, desde César González Ruano a Francisco Umbral, acreditando la actualidad continua que su obra sigue teniendo hoy, avanzado el siglo veintiuno con esta exposición “Acorde de Duende, El imaginario de Ginés Liébana”, en el Museo Casa de la Moneda, que ha contado con el apoyo de la Diputación de Córdoba y los ayuntamientos de Villa del Rio y Torredonjimeno.

 

Su obra plástica

Como dibujante y pintor se puede desglosar en tres grandes vertientes: los dibujos de ángeles, de formas inagotables y siempre expresivos y sensuales; los retratos, la mayoría de amigos y personajes del mundo de la música, la literatura, la política,... donde no descuida el realismo pero contrastándolo con imágenes superpuestas surrealistas que aportan una mejor definición del retratado; y por último, sus cuadros fantásticos, cercanos a El Bosco, donde expresa lo más íntimo, muchas veces encriptado incluso en sus títulos, donde se mezclan paisajes fantasmagóricos, personajes mitad humanos mitad animales, ruinas de lo que fueran palacios, castillos, laberintos infernales, caras y caretas, desnudos provocadores, en fin un mundo onírico particular.

Imágenes de Ginés Liébana