Del 3 de febrero al 15 de marzo

José Manuel Broto, Premio Tomás Francisco Prieto 2018.

El pintor José Manuel Broto, ha sido recientemente galardonado por la Real Casa de la Moneda con el Premio Tomás Francisco Prieto, en reconocimiento a su intensa labor creativa, influencia intelectual y significativa proyección internacional.

Medallas del Premio Tomás Francisco Prieto 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La exposición “Algunos colores” muestra la trayectoria de un artista que reivindica el color como elemento determinante de la creación plástica, no como adorno o complemento; el color como hilo narrativo, con intensidad y brillantez individualizadas, en una combinación de elementos respondiendo a un sentido constructivo. En resumen, el color como protagonista de las obras; como dato definitorio de una exposición que quiere mover a la contemplación.

Si la idea es sugerente, no lo es menos el recorrido de la exposición por colores, distribuida por salas, donde podemos leer frases del artista pertenecientes a su texto Algunos colores. El recorrido se inicia con el blanco y el negro, los “no colores”. A continuación, bajo el título de El espectro visible, están las obras en rojos, naranjas, amarillos, verdes, azules, añiles y violetas; es decir, los colores del arcoíris en el espectro visible, los colores del espectro puro. Tras esto aparece La Tierra, ocres, marrones y gris; “el marrón es como la tierra” con palabras del pintor. Finaliza el paseo con el Arco iris, es la “culminación”, donde un diccionario de colores entre nubes nos transporta a la poesía, que siempre es luz y revelación.

 

Imagen de la sala

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Broto nos invita a participar de una narración poética y sugestiva alrededor del color. Un paseo reposado por un mundo abstracto en el que cada cual puede poner su subjetividad.

El artista observa e interpreta el mundo a través de la pintura y los colores. Más que para entenderlo, para transformarlo, pues en los cuadros de Broto no hay una transcripción visual del entorno sino la voluntad de reconstruir, junto a los espectadores, otro mundo posible.

Lola Durán Úcar - Comisaria de la exposición